El negocio de los guardamuebles o bauleras de alquiler ha cobrado especial interés debido a los buenos resultados de rentabilidad en el largo plazo y al potencial existente en nuestro país, aun cuando la coyuntura se presenta adversa. En el último informe presentado por la consultora de Investigación de Mercados CBRE se da cuenta acerca de los niveles de rentabilidad y las expectativas que se esperan para este importante sector logístico.

La oferta de depósitos logísticos dirigidos a las grandes empresas ya superan los 2,000 metros cuadrados por cada operador, quienes ofrecen una altura desde el piso hasta el techo superior a los 8mt2. Entre las principales características de su servicio está el uso de equipos de última generación, playas de maniobra, niveladores y sistemas de detección y prevención de incendios. Algunas empresas, como Deposito Belgrano, han diversificado su oferta de servicios haciéndola más atractiva para particulares y negocios más pequeños. En total, la oferta para este mercado supera los 1,5 millones de metros cuadrados de superficie arrendable, que corresponden a cerca de 46 depósitos logísticos, distribuidos en toda la provincia de Buenos Aires. Más de dos tercio de esa oferta corresponde a la zona Norte, mientras que la zona Sur cuenta con el 25% y la zona Oeste con menos del 10%.

En cuanto a la rentabilidad, el precio del alquiler de espacios se ha mantenido en un rango de entre US$4 y US$9 dólares por metro cuadrado al mes, promediando alrededor de US$7/mt2 mensuales. Las decisiones de inversión no son efectuadas tomando en cuenta la Tasa Interna de Retorno – TIR debido a que no son desarrolladas con inversores institucionales; es complicado realizar la medición, más aun cuando existe una inflación que no ha cesado de crecer. Sin embargo, se puede ver más oferta de espacios y las perspectivas de rentabilidad a largo plazo son muy buenas, representando una oportunidad muy grande de negocios tanto a nivel local como con inversión extranjera. En lo que respecta al desarrollo, el área metropolitana de Buenos Aires está en el foco de los inversores, seguida por Mendoza, Rosario, Córdoba y Mar del Plata.

En cuanto a las perspectivas a futuro, se prevé un crecimiento de la demanda, con un fuerte crecimiento de la oferta en la zona Oeste. Por su parte, existe el inconveniente de la falta de legislación y regulación de los contratos entre cliente y desarrollador para los centros logísticos construidos a medida. Además, la ley de alquileres también es un impedimento para el desarrollo de este sector, mientras que la falta de un marco normativo y la presión fiscal distorsiva forman parte del desafío que enfrentan los empresarios logísticos.

Luego de un año complicado para las industrias, las expectativas de reactivación del mercado y el consumo prevén un repunte de este importante sector, lo que genera una cierta tranquilidad entre los inversionistas y hombres de negocios. La confianza que existe en el ambiente empresarial respecto a las decisiones que se toman desde el ejecutivo para el control de la inflación y el incentivo a las inversiones, son un aliciente para el futuro logístico. El incremento de los metros cuadrados a la oferta de alquiler de espacios es muestra de ello.

El desarrollo hacia una oferta logística de primer nivel es lo que se vislumbra para el futuro. El sector está creciendo paulatinamente, de la mano con el avance de las compras por internet y la apertura del comercio internacional; en los próximos años, se espera un crecimiento exponencial de la demanda de espacios y la creación de nuevos empleos en este sector.