Para la gran mayoría de las personas, el momento de alquilar se transforma en un verdadero desafío; no sólo por el dinero que se debe invertir para conseguir el inmueble sino por la enorme y a veces ridícula cantidad de requisitos que exigen las inmobiliarias, y que pocas vez son fáciles de lograr: depósitos, adelantos, comisiones. Sin embargo, de todos ellos el más desalentador para la gente es la garantía, una barrera que a muchas personas directamente les impide el acceso a la vivienda.

garantiabanca---El requisito de la garantía suele especificarse en inmuebles de la ciudad de Buenos Aires; mientras que los más estrictos sólo admiten las de dueños de familiares directos, haciendo aún más difícil su cumplimiento. No obstante, no todo está perdido. Hay otras opciones confiables a las que podemos recurrir.

Si bien los seguros de caución tienen muchos años trabajando, y con gran éxito, básicamente a través de la venta de garantías para alquiler; en los últimos tiempos han salido al mercado las llamadas garantías bancarias, que buscan facilitar el acceso al alquiler para personas que no pueden obtener una garantía de forma tradicional.

Las garantías bancarias se orientan a cualquiera que pueda demostrar su nivel de ingresos y que no tenga antecedentes negativos en el sistema financiero. Ese, aparentemente, es el único requisito, aunque dependiendo del banco con el que trabajemos pueden aparecer otros.

Desde luego que para obtener estas garantías se puede sumar el salario de un matrimonio, por ejemplo, y de esa forma elevar la cobertura de la garantía. Conviene aclarar que las garantías bancarias no siempre son aceptadas por las inmobiliarias de menor envergadura; en parte porque han inducido a un buen número de propietarios a realizar sus alquileres de forma directa, ya que éstas cuentan con el aval de un banco.

garantiabancaEl acceso a estas garantías de cualquier banco no es tan engorroso como cabría suponer. De hecho, las inmobiliarias más grandes son capaces de gestionárselas a los candidatos con sólo presentar el último recibo de sueldo, DNI y rellenar un formulario con información adicional. Los monotributistas también pueden incluirse entre los postulantes siempre que presenten la información más actualizada.

Hablando de costos, tal vez lo más importante: podemos establecer que, en promedio, para obtener una garantía bancaria se nos exige alrededor del 5,25% más IVA del monto total del contrato de locación durante el primer año. En otras palabras, el 5,25% del valor del alquiler del inmueble. Pero cuidado, algunas inmobiliarias realizan un promedio entre el primer y segundo año, lo cual redunda en una cifra más alta. Esto no tiene ningún asidero legal.

Como vemos, aplicar para este tipo de garantías bancarias no es complejo; de hecho, el volumen de operaciones realizadas asciende a varios miles en los últimos años. Lo difícil, en todo caso, es conseguirla. Naturalmente, la entidad financiera  que mejores condiciones y tasas ofrece es el Banco Nación. Los bancos privados son mucho más exigentes a la hora de admitir candidatos y aprobar requisitos.