CategoríaUncategorized

5 consejos para gestionar un centro de estética y lograr finanzas saludables

Al igual que ocurre en la mayoría de los rubros comerciales, una buena gestión supone abordar aspectos específicos y otros de orden general, entre los cuales podemos incluir a las finanzas. En esta entrada de Macro Bansud haremos foco en un ámbito específico, el de los centros de estética, repasando 5 consejos para que una buena administración de estos emprendimientos se traduzca en finanzas saludables. Antes de avanzar hacia estos tips, agradecemos el asesoramiento de un centro de estética en Capital Federal, Estética VG.

Resultado de imagen para centro de estetica

Tip 1 – Un centro de estética también es una empresa: Para algunos puede resultar una afirmación obvia, aunque es importante señalar que en muchos casos esta “obviedad” no se tiene en cuenta. En este orden, es de suma importancia considerar que la administración de un centro de estética exige habilidades que van más allá de los conocimientos técnicos que hacen a este rubro. Este es un tip que aplica a cualquier rubro, pero que consideramos importante mencionar para comenzar este listado de consejos.

Tip 2 – La estética conforma un mercado que es preciso estudiar y actualizar: Según nos explican desde Estética VG, es de suma importancia saber actualizarse para conocer las características cambiantes del mercado. En este sentido, para que un centro de estética goce de salud financiera, es fundamental estar al tanto de las tendencias del sector a nivel mundial para ofrecer aquellos tratamientos en el medio local. Un ejemplo es el de la técnica con láser CO2 fraccionado (más detalles en este enlace http://www.dravivianagarcia.com.ar/laser-co2-fraccionado.html), un tratamiento que se hizo célebre en los centros de medicina estética a nivel global y que, ofrecido aquí, es una variable para captar nuevos clientes. Como resumen en este punto, es muy difícil mantener las buenas finanzas sin un centro de estética no está atento al clima global.

Tip 3 – Confiar en softwares de gestión específicos: Desde el centro de estética de Buenos Aires que aquí nos asesora nos cuentan uno de los principales “secretos” para la salud financiera de una empresa del rubro: emplear programas que están específicamente desarrollados para gestionar estos emprendimientos. En el mercado del software es posible dar con soluciones informáticas que permiten controlar el stock de productos, registrar entradas y salidas, llevar una agenda ordenada, disponer de una eficiente base de datos de pacientes y proveedores, etcétera. Algunas soluciones incluyen la posibilidad de generar informes. Para comenzar a buscar en Google, una buena opción es analizar las propuestas que llevan el nombre FLOWww.

Tip 4 – No mezclar las finanzas personales con las del centro de estética: Otro consejo que para algunos puede ser obvio y que, paradójicamente, forma parte del fracaso de muchos centros de estética (y otros negocios, por cierto). Siempre hay que procurar mantener las finanzas personales separadas de las que son del emprendimiento. Desde aspectos básicos como evitar sacar unos billetes de tu bolsillo para pagar a un proveedor, hasta asuntos más macro, como poner en juego una propiedad para abrir un nuevo salón. Lo ideal es que las finanzas de la empresa formen un círculo dentro de lo posible cerrado.

Tip 5 – La digitalización es tu aliada: En el mundo de los negocios brilla una tendencia que se conoce como la “oficina sin papel”. Se trata de una serie de soluciones que proponen lo siguiente: convertir todos los documentos físicos en digital, esto gracias a procesos de escaneo e inclusión es sistemas de gestión. Esto permite consultar los documentos en forma más dinámica, hacer búsquedas internas más ágilmente, mejora la colaboración entre diversos departamentos o divisiones, y además permite ganar espacio físico en las oficinas. Sin dudas, un proceso que también ofrece muchos beneficios para centros de estética, según nos confirman desde Estética VG.

 

 

Decoración de objetos cotidianos, ¿una inversión rentable?

¿El segmento de la decoración es redituable en términos de inversiones? ¿Es este un nicho en el cual conviene llevar la mirada a la hora de pensar en inversiones con buen retorno? Un primer elemento a tener en cuenta es la experiencia: firmas del rubro como Aluca, un especialista en cortinas roller, demuestran que la trayectoria es siempre un valor a observar, también en este segmento comercial. Por lo demás, ¿usted nos creería si afirmásemos que una empresa con casi 20 años de recorrido comenzó con un capital inicial de 200 pesos argentinos y que ahora factura por millones?

Aquel es el caso de Acabajo, que nació en el año 1999 con una inversión inicial de sólo 200 pesos y en un único producto: utensilios para sushi. La fundadora de la empresa reconoce que los primeros años no fueron sencillos, pero que su apuesta por el arte y la decoración a nivel local creció en buena medida gracias a la traba a las importaciones que se impuso durante el kirchnerismo. Según comentó en una entrevista cedida a El Cronista, las restricciones a compras en el extranjero hicieron que el consumo de artículos nacionales, como los de Acabajo, tengan un crecimiento exponencial.

No obstante, aquellas medidas tuvieron para ellos una contracara, por caso la escasez de materia prima para la confección de determinados productos. Dicho esto, a los fines de nuestro interés como inversores, siempre resulta propicio observar el panorama completo. Si usted piensa en invertir en una compañía o sector, considerar los desafíos particulares que atraviesan en un paso fundamental.

Enfocándonos en el rubro que estamos abordando aquí, quien piense en una inversión debería observar múltiples detalles relativos a hábitos de los consumidores, actualidad del mercado, competencia, factores político-económicos, etcétera. Por ejemplo, si los usuarios prefieren cortinas tradicionales o cortinas roller (ver más aquí), si en las calles se ven nuevos negocios del rubro, si se trata de un sector con pocos o muchos participantes, y si la coyuntura económica le favorece.

Para hablar del crecimiento de Acabajo es imposible eludir la referencia al modelo de las franquicias, que en el año 2010 le permitió dar un giro relevante a este negocio. Gracias a esta modalidad comercial ganaron presencia en muchas provincias argentinas, implementando un plan exitoso que se tradujo en una facturación cercana a los 15 millones de pesos en 2017. Mientras tanto, este caso de éxito sigue en ascenso, con miles de clientes activos y cada vez nuevas franquicias. El crecimiento no es menor: en 2016 habían facturado 12 millones de pesos.

Anteriormente decíamos que el ojo de un buen inversor debe estar atento a múltiples variables, entre ellas la coyuntura económica y política, y la interacción de la misma con el rubro en particular. El ejemplo que aquí repasamos es una clara muestra de ello. Ocurre que Acabajo se ha visto también beneficiada en los últimos años por el Plan Nacional de Diseño, y ser parte del nuevo Distrito de Diseño ubicado en el barrio de Barracas. Según explica la fundadora de la empresa, el haber sido distinguida como empresa argentina de diseño les ha entregado no sólo un amplio reconocimiento en el rubro sino también excepciones en el pago de determinados impuestos.

Como siempre decimos aquí, un buen inversor debe estar siempre informado. ¿Invertir en el rubro de la decoración? Pues hay que plantarse desde múltiples ángulos: pensar como un usuario comprando algún elemento como un cortinado o un accesorio de decoración; y también intentar ponerse en los zapatos de los que participan del rubro, conociendo cuáles son los desafíos a los que se enfrentan cada día.

© 2018 Macro Bansud

Tema por Anders NorénSubir ↑