¿El segmento de la decoración es redituable en términos de inversiones? ¿Es este un nicho en el cual conviene llevar la mirada a la hora de pensar en inversiones con buen retorno? Un primer elemento a tener en cuenta es la experiencia: firmas del rubro como Aluca, un especialista en cortinas roller, demuestran que la trayectoria es siempre un valor a observar, también en este segmento comercial. Por lo demás, ¿usted nos creería si afirmásemos que una empresa con casi 20 años de recorrido comenzó con un capital inicial de 200 pesos argentinos y que ahora factura por millones?

Aquel es el caso de Acabajo, que nació en el año 1999 con una inversión inicial de sólo 200 pesos y en un único producto: utensilios para sushi. La fundadora de la empresa reconoce que los primeros años no fueron sencillos, pero que su apuesta por el arte y la decoración a nivel local creció en buena medida gracias a la traba a las importaciones que se impuso durante el kirchnerismo. Según comentó en una entrevista cedida a El Cronista, las restricciones a compras en el extranjero hicieron que el consumo de artículos nacionales, como los de Acabajo, tengan un crecimiento exponencial.

No obstante, aquellas medidas tuvieron para ellos una contracara, por caso la escasez de materia prima para la confección de determinados productos. Dicho esto, a los fines de nuestro interés como inversores, siempre resulta propicio observar el panorama completo. Si usted piensa en invertir en una compañía o sector, considerar los desafíos particulares que atraviesan en un paso fundamental.

Enfocándonos en el rubro que estamos abordando aquí, quien piense en una inversión debería observar múltiples detalles relativos a hábitos de los consumidores, actualidad del mercado, competencia, factores político-económicos, etcétera. Por ejemplo, si los usuarios prefieren cortinas tradicionales o cortinas roller (ver más aquí), si en las calles se ven nuevos negocios del rubro, si se trata de un sector con pocos o muchos participantes, y si la coyuntura económica le favorece.

Para hablar del crecimiento de Acabajo es imposible eludir la referencia al modelo de las franquicias, que en el año 2010 le permitió dar un giro relevante a este negocio. Gracias a esta modalidad comercial ganaron presencia en muchas provincias argentinas, implementando un plan exitoso que se tradujo en una facturación cercana a los 15 millones de pesos en 2017. Mientras tanto, este caso de éxito sigue en ascenso, con miles de clientes activos y cada vez nuevas franquicias. El crecimiento no es menor: en 2016 habían facturado 12 millones de pesos.

Anteriormente decíamos que el ojo de un buen inversor debe estar atento a múltiples variables, entre ellas la coyuntura económica y política, y la interacción de la misma con el rubro en particular. El ejemplo que aquí repasamos es una clara muestra de ello. Ocurre que Acabajo se ha visto también beneficiada en los últimos años por el Plan Nacional de Diseño, y ser parte del nuevo Distrito de Diseño ubicado en el barrio de Barracas. Según explica la fundadora de la empresa, el haber sido distinguida como empresa argentina de diseño les ha entregado no sólo un amplio reconocimiento en el rubro sino también excepciones en el pago de determinados impuestos.

Como siempre decimos aquí, un buen inversor debe estar siempre informado. ¿Invertir en el rubro de la decoración? Pues hay que plantarse desde múltiples ángulos: pensar como un usuario comprando algún elemento como un cortinado o un accesorio de decoración; y también intentar ponerse en los zapatos de los que participan del rubro, conociendo cuáles son los desafíos a los que se enfrentan cada día.