CategoríaGeneral

3 buenos hábitos para ahorrar en la oficina

Una serie de buenos hábitos, por más pequeños que estos sean, ayudan a cuidar la salud financiera de una empresa; una lógica que se acrecienta en tiempos en los cuales los costos por el uso de electricidad se incrementan considerablemente en muchos países del mundo. Por lo demás, ahorrando energía no sólo eludiremos malas noticias para las finanzas de la empresa, sino que además ayudaremos a cuidar la salud medioambiental.

Antes de avanzar hacia los consejos, que por lo general abordarán el buen uso de los materiales eléctricos en las oficinas, vale detenerse en el siguiente punto: si bien estos buenos hábitos son válidos para cualquier espacio que habitemos, desde nuestro hogar hasta el sitio en donde trabajamos a diario, es usual que muchas personas los respeten en su casa mas no en sus oficinas. Sobre todo, cuando la cuenta de luz la paga otro (los dueños de la empresa). En tanto, es de especial interés para aquellos que gestionan compañías solicitar a sus empleados que estén al tanto de las normas de buen uso de los recursos que, como hemos dicho, tendrá buena repercusión en las finanzas y también en la salud del medio ambiente.

Resultado de imagen para ahorrosa

1 – Buenos hábitos en la PC: Para una gran cantidad de trabajadores, las computadoras son las principales aliadas en los entornos laborales. Encendidas muchas horas en el día, hay una serie de buenas prácticas para aplicar. Para comenzar, y aunque pueda resultar obvio, hay que apagarlas cuando se las utilice. Son muchas las personas que dejan la PC encendida incluso hasta el día siguiente, creando un vicioso círculo de consumo innecesario. En los lapsos breves en los cuales no se utiliza el equipo, es recomendable activar el “modo suspensión”, presente en todos los sistemas operativos de escritorio. Otro buen hábito es configurar un salvapantallas en negro, pues si bien los screensavers con animaciones ya no están muy en boga, en muchos casos siguen empleándose, incluso a sabiendas que consumen energía innecesariamente en los períodos sin uso.

2- Buenos hábitos de iluminación: Para comenzar este punto es insoslayable mencionar que la iluminación LED, como los productos que vemos en este enlace https://www.electrofer.com.ar/categoria/iluminacion-led/, aparece como la gran aliada para las finanzas de una empresa. Se trata de un tipo de iluminación que reduce en forma drástica el consumo de energía: se promete una merma del 80 por ciento en relación a las bombillas tradicionales. Si bien la inversión inicial es más fuerte, el ahorro se percibirá en el corto plazo. Por lo demás, hay una serie de buenas prácticas y buenas ideas para que no se gaste de más en iluminación. La primera: en las horas diurnas, incentivar a todos los trabajadores a aprovechar la iluminación natural. Una excelente idea es instalar sensores en las zonas comunes o de tránsito, como pasillos, para que la luz solo se encienda cuando pasa por allí una persona.

Otra muy buena idea es mantener una correcta limpieza de las lámparas. ¿Sabía usted que la acumulación de polvillo hace que la luz vaya reduciéndose, lo cual en muchas ocasiones deriva en que se enciendan más cantidad de focos en una habitación? En tanto, mantener la limpieza de las lámparas ayudará a consumir menos energía.

3 – Buenos hábitos de climatización: Es sabido que el consumo de energía que deriva de los equipos de climatización (aires acondicionados y calefactores) es uno de los que mayor repercusión tiene en la factura de luz. El primerísimo paso a tener en cuenta es evitar el uso indiscriminado de estos equipos, siguiendo las normas que se imponen a nivel internacional, por ejemplo colocar en verano el aire acondicionado a 24 grados. Por lo demás, hay una serie de aliados para ahorrar energía al climatizar. En el mercado hay productos que son efectivos aislantes térmicos, como revestimientos e incluso cortinados especiales, que ayudan a mantener la temperatura en los ambientes y que, en tanto, permiten hacer un uso más eficiente de los equipos para climatizar.

¡Es hora de poner estos buenos hábitos en práctica!

Fundamentos para invertir en el sector del hierro y el aluminio

Hay sectores que, lejos de convertirse en un nicho de exclusividad, están abiertos a las inversiones locales que busquen darle un valor agregado a productos bien conocidos por todos. En este sentido, el aluminio y el hierro son ámbitos verdaderamente atractivos, en especial si tomamos en cuenta que, en muchos casos, poseen un terreno de acción increíblemente amplio.

En el enlace: https://www.hierroestilo.com.ar/ se puede advertir con claridad que los trabajos en hierro van más allá de la fabricación e instalación de rejas, por ejemplo, sino también con un variado abanico de opciones que se traducen en productos de primera calidad, en ciertos casos, artesanal, como columnas de iluminación y muebles para jardines. Esto significa que el inversor incluso puede sumarse a un mercado que se dirige directamente hacia el consumidor, y no en términos mayoristas, lo cual implicaría un costo inicial mucho más alto.

En los últimos años, este tipo de emprendimientos han crecido mucho en nuestro país, en parte, debido a la resistencia y durabilidad del hierro aplicado sobre aspectos más bien decorativos. Desde la perspectiva del inversor, hay que decir que este mercado es, por cierto, competitivo, con empresas locales con años de experiencia y un interesante catálogo de productos. Sin embargo, también es importante señalar que todavía queda un largo trayecto por recorrer y nuevos horizontes para explorar.

Al invertir en empresas que, por ejemplo, fabriquen columnas de iluminación de hierro a partir de diseños propios, la posibilidad de exportar esos productos, o bien de distribuirlos a lo largo y ancho del país, es una opción más que atractiva para expandir ese éxito a nivel local. En materia de inversión es mucho lo que puede hacerse todavía si se piensa estratégicamente y, sobre todo, manteniendo la calidad de esos mismos productos y diseños.

Los que estén interesados en descubrir un poco más respecto de la fabricación, por ejemplo, de muebles de hierro para jardín, columnas de iluminación, y otros artículos, aquí pueden ver más. Lo mismo aplica para la gran cantidad de productos hechos de aluminio para el interior del hogar, en definitiva, una materia prima noble, duradera, que trabajada a partir del diseño de expertos puede convertirse en una excelente alternativa para los inversores.

Salvo en el ámbito de la tecnología, donde las innovaciones son extremadamente vertiginosas, la mayoría de los sectores más apetecibles para los inversores son aquellos que han probado su rentabilidad más allá de toda duda. De hecho, es lícito razonar que el éxito de cualquier inversión se basa sobre ese tipo de cimientos, probadamente sólidos pero con un marco de acción que permita ampliar sus metas actuales.

En nuestro país hay muy buenas empresas que trabajan el aluminio y el hierro de modo casi artesanal, respetando procesos de alta especificidad y fabricando productos de primera calidad internacional, como mesas de hierro, sillas, y otros muebles de jardín. Esto significa que lo más importante: el capital profesional, la experiencia, y la infraestructura de fabricación, ya existen. La cuestión se resume a la capacidad del inversor para detectar nuevos nichos de distribución, ya sea a nivel local, incluso regional, como en el exterior del país.

 

Inversiones inmobiliarias: ¿Cuáles son los barrios más rentables en Capital Federal?

Al igual que ocurre en diversas estrategias y áreas de inversión, las claves de una inversión inmobiliaria varían según la rentabilidad del bien en cuestión (en este caso un inmueble) y el riesgo que asumirá el inversor. ¿Cómo elegir la mejor zona en Buenos Aires para invertir y percibir ganancias mediante la renta? En este orden, ¿cuáles son los barrios que ofrecen más y mejores beneficios a los inversores inmobiliarios?

Antes de avanzar hacia la promesa del título de este repaso, el detalle de los barrios que ofrecen mayor rentabilidad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, vale detenerse en un útil consejo: la conveniencia de acudir a los servicios de expertos del sector, como la inmobiliaria IBR (ibr.com.ar) que cuenta con larga trayectoria en el sector de bienes raíces, y que entre sus servicios incluye consultoría, investigación del mercado, y estudios de factibilidad para desarrollos inmobiliarios.

Para comenzar a andar este camino hay que decir que si bien hay zonas en Capital Federal que son más rentables que otras, no siempre las más caras son las que ofrecen mejores beneficios. Por supuesto hay inversiones seguras, aunque esta seguridad debe pagarse. La rentabilidad en barrios como Retiro, Barrio Norte y Puerto Madero supera en todos los casos el 4 por ciento anual, esto de acuerdo a un informe elaborado por el portal ZonaProp. Las mencionadas zonas, así como Palermo o Belgrano, no ofrecen una revalorización rápida de la propiedad en la cual se invierte. No obstante, son las que tienen un menor riesgo de pérdidas, esto por la constante demanda de la cual gozan.

A la hora de pensar en inversiones inmobiliarias en Capital Federal hay una zona en la que conviene llevar la atención: el sur porteño. Lo cierto es que se trata de inversiones que suponen un mayor riesgo, aunque en dicho riesgo también reside la chance de una revalorización de importancia. Si se consulta en una inmobiliaria en Buenos Aires se encuentran varias alternativas en los barrios del sur, siendo de suma importancia estudiar a fondo cuáles son los desarrollos previstos en esta zona de Buenos Aires. Hay que tener en cuenta que el Gobierno de la Ciudad se ha interesado notablemente en este punto del mapa porteño, llevando allí varias sedes de empresas e incentivando las construcciones allí. En este orden, prestar atención a las obras futuras es una buena forma de asegurar una buena inversión. Aunque, reiteramos, se trata de apuestas más riesgosas respecto a invertir en otros barrios con mayor demanda.

Por caso, Parque Patricios aparece como una de las zonas que promete mayor rentabilidad, siendo que se ha creado allí un distrito tecnológico. Con ello, la población crece en el barrio, y también la confianza de los inversores. También hay opciones interesantes en Barracas y La Boca. San Telmo, Balvanera y Constitución ofrecieron durante los años recientes interesantes márgenes de rentabilidad, de acuerdo al mencionado informe.

© 2018 Macro Bansud

Tema por Anders NorénSubir ↑