AutorJeanLozano

Aprende a mejorar las finanzas de tu negocio estético

Las finanzas son la piedra angular de todo negocio; un mal manejo financiero de la empresa suele representar, indefectiblemente, la ruina del emprendimiento. Es por ello que los empresarios deben destinar tiempo y recursos en cuidar esta delicada área ya que es la que permite, con la adecuada distribución del dinero a través del presupuesto, que las otras áreas funcionen sin problemas y que cumplan con sus objetivos.

Esta vez vamos a centrar nuestra atención en los negocios dedicados al mundo de la belleza, y a la forma en que deben mejorar el manejo de sus finanzas.

El tema es simple: si el dinero no alcanza a fin de mes para cubrir parte de los gastos operativos, hay un problema en la gestión financiera y es preciso tomar acción de inmediato; de hecho, cuánto antes mejor. Muchas veces, el inconveniente suele ser que los ingresos son inferiores a los gastos, pero hay casos en los que, aun cuando mayores son las ventas, el dinero no alcanza y eso es síntoma de una mala distribución de los recursos.

Cuando los recursos no son suficientes para cumplir con las obligaciones, los dueños del negocio deben actuar identificando la razón del problema y estableciendo medidas correctivas de emergencia. Y en todo esto, planificación es la palabra clave. Una adecuada planificación de lo que se espera vender durante el año, así como lo que se espera ejecutar de gasto, es esencial para la buena salud del negocio.

Todos los meses, el empresario deberá hacer seguimiento al presupuesto planeado, realizando los ajustes pertinentes para garantizar que los resultados esperados se darán, sin problemas, al final del año. El presupuesto anual es la herramienta que garantiza una previsión adecuada: las ventas deberán ser superiores a los gastos al finalizar el periodo. Mantener el control de este presupuesto es de vital importancia para evitar problemas de falta de liquidez o insolvencia.

El siguiente aspecto a tomar en cuenta es el análisis, uno a uno, de todos los conceptos de gastos del negocio. La idea es garantizar que se esté gastando solo lo indispensable y a precio del mercado en los distintos conceptos de los egresos. Dependiendo de la ubicación, deberemos determinar si el monto de alquiler, servicios o insumos, son los adecuados para la zona en la que nos encontramos o es que debemos conseguirlos a mejor precio en otra localidad. Así, un salón de belleza ubicado en Castelar deberá determinar el monto estándar de gastos para la zona en la que se encuentra.

Hasta este punto ya hemos garantizado que contamos con la información a tiempo y que los gastos han sido revisados para que no exista descontrol en los egresos. Lo que sigue es determinar cuáles son los errores más comunes que cometen los conductores de los centros de estética, spa y salones de belleza, en el manejo de sus finanzas.

Un punto importante tiene que ver con el manejo del personal contratado. Al ser un sector dedicado al servicio, se espera que el gasto en personal represente una parte importante de los gastos mensuales, sin embargo, si el egreso por este concepto es excesivo puedes estar seguro que tendrás problemas de dinero en el más breve plazo. Aunque va a depender de cada caso en particular, lo usual es que el gasto del personal contratado represente no más del 30% de los ingresos por ventas. Más que eso puede asfixiar tu negocio.

Este ratio va a depender de diversos factores, entre ellos, nuevamente, la ubicación del local comercial. Al ser la planilla un monto estándar para todo el país, está claro que los locales ubicados en la periferia tendrán un peso mayor con respecto a sus ingresos que los ubicados en la capital. Así, por ejemplo, un centro de estética en Morón va a destinar un mayor porcentaje de sus ventas al pago del personal que uno ubicado en capital.

Es por ello que el empresario deberá determinar la proporción adecuada a destinar por este concepto, siempre teniendo en cuenta que deberá apuntar a elevar la productividad de los empleados para que los números los pueda mantener en azul.

 

Créditos para la renovación informática de su empresa

Invertir en tecnología, y más específicamente en informática, es una de las mejores decisiones que una empresa puede tomar. Sin embargo, no siempre resulta factible designar una parte de nuestro presupuesto a ese propósito, sobre todo en épocas donde los números se encuentran en un delicado balance que oscila entre la rentabilidad y la pérdida.

 

En los últimos tiempos han aparecido distintos tipos de créditos que pueden ayudarnos en la tarea de renovar la plataforma informática de nuestro negocio, independientemente de su envergadura. Las entidades bancarias suelen ser bastante reacias al respecto, y no son precisamente ellas las que han ideado este tipo de servicio que podría conformar una solución objetiva para nuestro problema de actualización.

Nos referimos aquí a pequeñas y medianas compañías dedicadas a la venta y mantenimiento de equipos, reparación de notebook, ensamblaje de pc armadas, diseño y desarrollo de software empresarial, etc; muchas de las cuales ofrecen planes de pago que, vistos desde un punto de vista crediticio, bien podrían tomarse como créditos informáticos a corto plazo.

Este tipo de planes, basados en el acuerdo mutuo entre las necesidades de la empresa y la disponibilidad del prestador, se basan en el cumplimiento de objetivos muy precisos; por citar un caso, la total renovación de las computadoras del área administrativa de una empresa. Si quisiéramos obtener un crédito bancario quizás nos veríamos en un serio aprieto, siendo sujetos de constantes demoras, presentación de requisitos, entre otros vericuetos del laberinto burocrático local.

Mediante el trato directo con el negocio proveedor de equipos, resulta fácil soslayar esos escollos y pactar un acuerdo realmente fructífero para ambas partes. El prestador, en todo caso, se compromete a suministrarnos específicamente los equipos que necesitamos; y por otra parte, nosotros nos comprometemos de forma legal a abonar en cuotas discrecionales el monto total de la operación, igual que si se tratara de un crédito común y corriente, con el valor agregado de que la tasa de interés también participa del acuerdo inicial y está sujeta a negociación.

Otro dato a favor acerca de esta posibilidad, consiste en que la mayoría de las empresas dedicadas a la informática, salvo que sean emprendimientos realmente pequeños, también poseen un área dedicada a la reparación de equipos. Con esto nos evitamos tener que contratar un servicio técnico externo, que en nada tiene que ver con la producción y características de los productos que hemos adquirido.

Esto tiene un valor excepcional cuando hablamos de computadoras de alta gama, en particular notebooks, las cuales suelen requerir repuestos muy específicos, casi siempre importados, pero que el proveedor ya maneja. Desde ya que hablamos de un criterio de equipos prestigiosos; por ejemplo, en la reparación de notebooks Gremio, Lenovo, Dell, HP, entre otros.

En esta coyuntura, es la propia empresa proveedora de computadoras quien podría encargarse del mantenimiento y los arreglos que sean correspondientes en cada caso. Desde ya que ese servicio no estará incluido en el crédito inicial, pero aplicándolo como criterio general el plan puede ser beneficioso para todos. Nuestra empresa se asegura que sus computadoras sean reparadas por el mismo proveedor, mientras que éste se garantiza un ingreso extra mediante la procuración de su servicio técnico.

¿Cuáles son los seguros que ofrecen los bancos?

Actualmente las entidades bancarias de todo el mundo ofrecen una amplia variedad de seguros. Algunos de ellos son realmente útiles, y hasta inevitables; otros, sin embargo, parecen realmente insólitos. Sin embargo, esta tendencia de agregar nuevos tipos de seguros continúa en aumento y con una excelente proyección a futuro.

Desde luego que cada banco tiene sus propios parámetros, requerimientos y exigencias; no obstante, podemos establecer una serie de seguros relativamente genéricos que casi todos ellos ofrecen a sus clientes. Repasemos los más contratados en los últimos años:

Seguros vehiculares: con distintos planes, muchísimos, de hecho, que se adaptan a todas las necesidades del titular de un automotor. Este tipo de seguros es sin lugar a dudas uno de los más costosos.

Seguros de vida: cubren al cliente en caso de fallecimiento, y en ciertos planes especiales, también por invalidez. Algunas posibilidades extra se relacionan con los gastos de entierro e inhumación.

Seguros de hogar: al igual que el vehicular, posee un enorme abanico de planes para todos los gustos. En ellos se incluye aseguramiento contra robo, incendio, usurparción del inmueble, inundación, etc.

Seguros de tarjeta:  se trata de un seguro adicional, es decir, no incluido en el plan de base. Está pensado para proteger al cliente en caso de clonación de identidad y compras fraudulentas a través de la web, sobre todo, aunque también existe la posibilidad de adquirir planes que cubran contra robo hasta diez días después de extraer dinero del banco o cajero automático. En tiempos de inseguridad , este seguro se ha vuelto muy rentable para las entidades bancarias.

Seguro oncológico: muy específico, cubre los gastos del tratamiento contra el cáncer. Aunque parezca inusual, es uno de los seguros más demandados en clientes mayores de cincuenta años.

Seguro de Desgravamen: cubre el saldo deudor de cualquier préstamo en caso de fallecimiento o invalidez. Suele ser un plan más bien simbólico, con un techo bajo a cubrir.

Seguros de salud: también con muchos planes específicos: invalidez, accidentes, renta hospitalaria, enfermedad, tratamientos odontológicos, etc. En este caso, muchos bancos lo imponen sobre sus clientes cuando se aplica para un crédito de gran envergadura.

seguroshogar

A estos planes, quizá los más requeridos, hay que sumarle muchísimos otros que se ejercen de forma obligatoria; por ejemplo, cuando el cliente aplica para conseguir un préstamo pero a cambio se le obliga a que contrate un seguro de vida provisto por la entidad emisora.

Es oportuno aclarar que este tipo de prácticas suelen pasar desapercibidas en la letra chica de seguros asociados a las tarjetas de crédito, débito y cheques, principalmente. En otras palabras, estos seguros son únicamente un complemento y no eximen al banco de sus responsabilidades en caso de no contratarlos. Se puede obtener el mismo nivel de respaldo sin contratarlos.

Teniendo en cuenta estos detalles es posible acceder con total tranquilidad a los planes de seguros más habituales, y en todo caso altamente recomendables para cualquiera que desee evitar sobresaltos a futuro. En este contexto, los seguros relacionados con nuestro hogar y nuestro vehículo son decisivos para obtener un respaldo óptimo; habida cuenta que en muchos casos son directamente obligatorios.

A propósito, nunca es aconsejable dejarse llevar por promesas rutilantes. El cliente debe tomarse su tiempo para leer la totalidad del contrato y verificar más allá de toda duda que no esté admitiendo un servicio secundario, como mencionamos anteriormente. Muchas veces se toma el tema del seguro como algo secundario, una imposición o trámite que no remite mayores indagaciones. Esto, claramente, es un error que puede pagarse caro. Lo más conveniente, aunque parezca redundante, es asesorarse con nuestro banco para despejar cualquier duda.

Seguridad informática en los bancos

Es una pregunta que pocas personas se hacen al elegir su banco, pero que termina creando dudas al momento de interactuar en internet con compras o con transferencias electrónicas, por lo que siempre se mantiene cierta inseguridad al respecto.

Lo bueno es que la mayor parte de las entidades bancarias ya han pensado esto por su propia seguridad y la de sus clientes, y por tal motivo poseen redes ultra seguras denominadas VPN cerrados, lo cual significa que la información queda encriptada hasta que el destinario correcto la reciba, y es allí donde la red de seguridad quitará el cerrojo de seguridad.

Por otra parte, las instituciones financieras, al igual que muchas otras empresas que manejan datos e información relevante de las personas, poseen un estándar de seguridad electrónica que lleva a que cada institución bancaria posea sus propios servidores, y personal altamente calificado para la gestión de la información y el respeto por los procesos en que se maneja esta información, manteniendo un nivel internacionalmente aceptado.

seguridadbancAdemás de los protocolos de seguridad que las leyes internacionales requieren para las entidades financieras existe también una buena cantidad de información, que además es de gran calidad por ser emitida por gobiernos y por los propios bancos, enseñando a los usuarios y consumidores de productos bancarios y financieros respecto a los cuidados normales que deben tenerse en relación al uso de plataformas electrónicas de bancos, y los dispositivos que para intervienen. Por ejemplo: es recomendado que no se abra nuestra cuenta electrónica el banco en un espacio o red pública, como suele suceder en las redes de internet de plazas o en los conocidos cibercafé. En este tipo de sitio web, puede asesorarse sobre este tema.

Por último, y sin importar qué diga un correo electrónico, jamás escriba la clave de acceso al manejo electrónico de su cuenta, ni anote las claves en elementos que pueden ser encontrado por otras personas. Si posee alguna tipo de inconvenientes del orden de seguridad electrónica y quiere recibir información al respecto puede hacerlo mediante la pestaña de contacto en el sitio web de su banco, o mediante el teléfono que figura en su resumen de cuenta, o bien de manera presencial por mostrador en la propia entidad bancaria (esta última opción siempre será la más cómoda, aunque el correo electrónico le permitirá tener elementos para seguir el reclamo en caso de que se demore o no posea respuesta por parte  del soporte de la entidad financiera).

Para finalizar, la respuesta objetiva al título de este artículo es simple: los bancos necesitan un alto grado de protocolos en seguridad informática y manejo de la información que se establece en estándares internacionalmente aceptados, por lo que permite que sus usuarios pueden acceder con seguridad en cualquier parte del mundo, manteniendo siempre una modalidad de evitar acciones fraudulentas contra el cliente, y contra la institución en sí misma.

¿Qué impuestos mensuales cobran los bancos por tener una cuenta bancaria?

Es un tema del que no se tiene demasiada información fehaciente, y muchas veces genera que perdamos el beneficio que podríamos obtener mediante una elección más precisa. A continuación, veremos los diversos tipos de cuenta vigentes en la asociación de entidades bancarias financiera de la República Argentina:

impuestosCuenta bancaria única: está disponible para todas las personas físicas que no posean otra cuenta bancaria. Con la creación de este producto bancario, se le entregará una tarjeta de débito que le permitirá operar sin costo en cajeros automáticos y comprar en locales comerciales, en este último caso se le realizará la devolución del IVA (5%).  Puede utilizarse con débito automático y es apta para ciudadanos argentinos, y extranjeros sin DNI y con un año de antigüedad en nuestro país. En esta cuenta no se paga mantenimiento, a excepción de asociar este producto con una tarjeta.

Cuenta básica: es una cuenta apta para las personas que no están bancarizadas, pero a quienes se les entregará un interés en relación al saldo en pesos de su cuenta. Este interés se establecerá entre la entidad bancaria y el cliente. Incluye un costo igual a cero en operaciones por cajero electrónico y hasta dos operaciones bajo la modalidad de ventanilla mensualmente. Se reintegra el 4,13 % de las compras realizadas con débito y los débitos automáticos no poseen costo extra. Es solo para personas físicas que gestionan el dinero relacionado a su labor lícita dentro del territorio.

Caja de ahorro: está diseñada para generar un muy bajo interés que dependerá de la entidad bancaria y el convenio inicial que se acuerde respecto a las condiciones de uso y de entrega del servicio financiero correspondiente. Se cobra un impuesto a las transacciones financieras.

Cuentas corrientes: Este tipo de cuenta difiere encada entidad bancaria, por lo que se recomienda informarse previamente a la contratación formal, ya que dependerá de las necesidades de cada cliente contratar el producto de un banco o de otro. Es importante destacar que fueron creadas para un sinnúmero de movimientos y gestiones cotidianas en personas físicas y jurídicas.

Cuenta Sueldo: este tipo de producto está asociado a los intereses y convenios que posea la empresa empleadora y que se encuentra obligada a permitir elegir entre, al menos, dos opciones. Son especialmente designadas para el depósito de los valores remunerativo de los trabajadores, y suponen beneficios como por ejemplo el uso gratuito de toda la red de cajeros del país, el permiso de participar de promociones y recibir devoluciones de IVA, además de ofrecer la posibilidad de inscribir un co titular de la cuenta.

 

Cuenta soimpuestosmencial: es únicamente para la acreditación de haberes pasivos por parte del estado a jubilados, pensionados y titulares de planes de orden social y todos los conceptos ligados a estas tipologías de acciones sociales del estado. NO poseen ningún costo. Pero no suponen ningún tipo de beneficio ni permiten otro tipo de uso que no sea el de la relación del estado con el titular amparado bajo las políticas de protección y ayuda social.

La mayor parte de las cuentas, y sobre todo las más utilizadas a nivel comercial como: cuenta corriente, cuentas para personas jurídicas, plazos fijos, cajas de ahorro tradicionales, varían en sus costos, beneficios y penalizaciones, si las hubiera, por lo que es imprescindible recorrer la oferta de diversos bancos antes de elegir la entidad definitiva con la que trabajaremos y a quien confiaremos nuestro dinero.

© 2018 Macro Bansud

Tema por Anders NorénSubir ↑